Inicio Diario de Cartagena Cartagena ensaya un nuevo modelo de aparcamiento en espiga invertida avalado por...

Cartagena ensaya un nuevo modelo de aparcamiento en espiga invertida avalado por expertos en Seguridad Vial








La reciente remodelación de la calle Esparta para añadir un nuevo tramo de carril bici a las vías de la ciudad ha permitido al Ayuntamiento de Cartagena la puesta en marcha de una experiencia piloto que afecta al estacionamiento en la zona, concretamente a la calle Doctor Pérez Espejo.

Buscando un mayor y mejor aprovechamiento del espacio, la idea es introducir en los modelos de desarrollo urbanístico de la ciudad, tal y como ya se ha hecho en otros municipios españoles, el aparcamiento en “espiga invertida”, que consiste en el clásico en batería, pero realizando la maniobra marcha atrás.

Según ha explicado la concejal de Infraestructuras, María Casajús, con esta actuación en la mencionada calle “se ha logrado aumentar significativamente el número de plazas, ya que este sistema supone un ahorro de superficie de un 10% por plaza, solventando así uno de los principales problemas con los que se encontraba esta vía”.

Se trata de los primeros aparcamientos con esta configuración en Cartagena, y se ha optado por este sistema de estacionamiento que supone numerosas ventajas y está avalado por expertos en Seguridad Vial.

En primer lugar, señalaba Casajús, “ofrece una mejora de la seguridad vial, ya que, al salir en el sentido de la marcha, hay una mayor visibilidad en el momento de incorporarse a la circulación evitando ángulos muertos y salidas rápidas, que podrían originar más accidentes y atropellos”.

Otra mejora se produce en el momento de estacionar, ya que aumenta la maniobrabilidad, se requiere menor espacio para ello y conlleva una reducción de la velocidad, lo que incrementa la pacificación del tráfico.

Además, el aparcamiento en “espiga invertida” también facilita la carga y descarga del maletero, que queda en el lado de la acera, y ofrece una menor invasión de la misma debido al voladizo del coche. Por otro lado, al bajar del vehículo, las puertas quedan como barrera hacia la circulación, lo que reduce el peligro de salir hacía la vía, sobre todo en el caso de los menores.

Tal y como ha anunciado la edil de Infraestructuras, “próximamente se completará la actuación con la correspondiente señalización informativa para mayor conocimiento de este nuevo sistema de aparcamiento que tantas ventajas supone”.