Inicio Diario de Cartagena Cartagena favorece la convivencia entre sus comunidades religiosas enriqueciendo la diversidad

Cartagena favorece la convivencia entre sus comunidades religiosas enriqueciendo la diversidad




Favorecer la convivencia entre sus distintas comunidades religiosas poniendo en valor y enriqueciendo la diversidad cultural del municipio. Ese es el objetivo que está logrando el Ayuntamiento de Cartagena gracias a la labor del equipo de la Concejalía de Servicios Sociales y el diálogo con las distintas comunidades religiosas.  

Se trata de un proyecto financiado por la Fundación Pluralismo y Convivencia. En el mismo participa la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los últimos días, la Comisión Islámica de la Región de Murcia, la Comunidad Bahá’í de Cartagena, la Comunidad Taoísta de España, la Federación de Comunidades Judías en España, el Consejo Evangélico de la Región de Murcia, y la Iglesia Católica–Vicaría de Cartagena.

Así, se acaba de celebrar la segunda reunión del grupo de trabajo constituido para la ejecución del proyecto ‘Religiones, de la Cultura a la Solidaridad’. Según explica la edil de Servicios Sociales, Mercedes García, los objetivos principales son poner de manifiesto la realidad de las diferentes confesiones religiosas con presencia en el municipio, y favorecer el diálogo entre estas y la administración.

En la reunión, representantes de estas comunidades religiosas, junto a los técnicos de Servicios Sociales, avanzaron en la realización del estudio que se está llevando a cabo para analizar la presencia en el municipio de cada una de las confesiones, con especial incidencia en la contribución social que realizan a la sociedad. También sirvió para comenzar a planificar las actuaciones a desarrollar a partir del mes de noviembre. Entre estas, un ciclo de conferencias que permita visibilizar la trayectoria de cada una de las religiones participantes en el proyecto, su situación actual y sus retos de futuro.

Otras de las actuaciones consiste en llevar a cabo una jornada técnica en la que se darán a conocer diferentes buenas prácticas en el ámbito local en materia de gestión de la diversidad religiosa. Finalmente, la realización de un evento artístico en torno a las escrituras que guardan relación con las diferentes confesiones, pondrá el punto y final al proyecto.

En palabras de la concejala de Servicios Sociales, Mercedes García, este proyecto se encuentra “en consonancia con la estrategia marcada en los últimos años” de acercamiento y diálogo con las confesiones religiosas, en el marco de la apuesta de un municipio más cohesionado e inclusivo, pues si bien la práctica religiosa pertenece a la esfera privada, presenta una serie de connotaciones que en determinados momentos afectan a la vida del municipio, como sucede con la instalación y uso de centros de culto o la utilización de la vía pública para manifestaciones religiosas.

Desde esta perspectiva, contar con herramientas que nos permitan gestionar la diversidad religiosa desde una óptica preventiva, incide en la mejora de la convivencia, y para ello, la consolidación de espacios de trabajo compartidos con los representantes de las diferentes comunidades religiosas, supone un elemento clave.