Inicio Diario de Cartagena El centro de vacunación masiva de La Rambla cierra definitivamente con más...

El centro de vacunación masiva de La Rambla cierra definitivamente con más del 88% de vecinos de Cartagena vacunados con la pauta completa




La alcaldesa de Cartagena, Noelia Arroyo, y el consejero de Salud, Juan José Pedreño, han hecho público el agradecimiento de la sociedad a los profesionales que han administrado la vacuna contra el coronavirus en el punto de vacunación masivo de La Rambla en Cartagena, que cierra hoy sus puertas habiendo administrado desde que abrió sus instalaciones el 24 de mayo, más de 270.000 dosis.

El acto, desarrollado en el centro comercial La Rambla, ha contado con la presencia de la vicealcaldesa, Ana Belén Castejón; el primer teniente de alcalde, Manuel Padín, así como el director general de Salud Pública, José Jesús Guillén, además del personal sanitario, de protección civil y policía local, así como el resto de los que han formado el operativo.

En total, 153.000 personas del municipio de Cartagena, de La Unión y de poblaciones limítrofes del Mar Menor han recibido la pauta completa de la vacuna de la Covid, lo que supone el 87% de los habitantes del área 2 de salud y más del 88% de los vecinos de Cartagena.

La alcaldesa ha participado en un acto de agradecimiento a los profesionales sanitarios y a todos los que han participado en “la mayor operación de vacunación masiva de la historia de Cartagena”. Vacunación que comenzó en un primer momento en el pabellón de deportes de Cabezo Beaza, y que se puso en marcha, según la alcaldesa, “gracias al trabajo de protección civil, agentes de policía local, trabajadores de prevención y de la concejalía de deportes”.

La alcaldesa ha dado las gracias en especial a “todos los trabajadores del Ayuntamiento de Cartagena que os habéis implicado personalmente en esta misión, trabajando más allá de lo que serían vuestras obligaciones, haciendo las propuestas para mejorar la atención y el servicio a los ciudadanos. Gracias al equipo médico, capitaneado por el doctor Antonio Pastor, gracias al personal de Protección Civil y a las decenas de voluntarios que han pasado por este vacunódromo bajo la coordinación de José Navarro”.

La alcaldesa también ha dado las gracias al empresario Tomás Olivo que cuando la campaña se amplió al conjunto de la población, el Ayuntamiento buscó esta ubicación con mayor capacidad y él la cedió sin condiciones, para establecer un operativo que permitía triplicar la capacidad de vacunación anterior y llegar hasta 10.000 inoculaciones diarias.

“Para que nos hagamos una idea de la dimensión de esta operación masiva, solo hay que pensar en que esa sencilla operación de levantar la manga y recibir la vacuna se ha realizado más de 411.500 veces en el área de salud 2”, ha dicho Arroyo.

Por su parte, el consejero ha destacado la labor de los equipos de vacunación, “cerca de 40 profesionales que cada día ejercían esta tarea en la que han participado el Servicio Murciano de Salud, el 061 y Salud Pública, además de los Servicios Municipales de Salud de Cartagena y voluntarios de Protección Civil y Cruz Roja”.

Agradecimientos que también ha hecho públicos la alcaldesa, que ha destacado que “si hemos pasado de la incertidumbre del confinamiento a la esperanza, es gracias a la vacunación”.

“Esta mala experiencia pandémica nos ha demostrado, una vez más, el alto nivel de preparación de nuestros profesionales sanitarios, la implicación de los trabajadores públicos y la responsabilidad de los ciudadanos. Hemos aprendido que somos capaces de hacer grandes cosas si trabajamos juntos. Y esa es una enseñanza que debemos tener en cuenta para todos los retos colectivos que quedan por delante para salir de la crisis”, ha señalado Arroyo.

El centro de vacunación masiva cierra hoy sus puertas, pero la campaña continúa en los centros de atención primaria, a los que se puede acudir para vacunarse sin cita previa, “por lo que seguimos animando a todo aquel que no se haya vacunado a que lo haga, pues su salud es la salud de todos”, ha concluido Pedreño.