Inicio Diario de Cartagena La calle Peroniño se abre este viernes al tráfico rodado al finalizar...

La calle Peroniño se abre este viernes al tráfico rodado al finalizar las obras del colector de pluviales 








La calle Peroniño del Barrio de la Concepción se abrirá mañana viernes al tráfico rodado, después de que se ultimen durante el día de hoy los trabajos de asfaltado y pintado de la señalización que garanticen una apertura al tráfico segura de una importante vía de comunicación de la ciudad, sujeta a las obras del colector de pluviales del barrio durante los dos últimos meses.

Tal y como se comprometió el equipo de Gobierno en una reciente reunión con los vecinos del Barrio de la Concepción, la apertura al tráfico rodado se llevará a cabo este viernes, algo que ha comunicado la alcaldesa, Noelia Arroyo, a los trabajadores y dirección de Navantia, con los que ha mantenido una reunión de trabajo para informarles de la inminente puesta en marcha de las obras de la primera fase del proyecto Espacio Algameca, que mejorará los accesos al astillero, y de las mejoras en materia de seguridad vial a las que se someterá la calle Pío XII, punto negro de la circulación urbana.

En la reunión también han estado presentes la concejal de Ciudad Sostenible, Cristina Mora, así como técnicos de esta concejalía y de Vía Pública, y Policía Local de Cartagena.

“Les he confirmado a los trabajadores de Navantia de la apertura mañana al tráfico de la calle Peroniño, lo que va a aliviar sin duda las molestias y atascos que se vienen produciendo a la entrada y salida de la factoría al estar cortada esta importante vía de comunicación de la ciudad”, ha dicho Arroyo, que ha abordado con los trabajadores las mejoras en materia de seguridad que se van a implementar en la calle Pío XII, punto negro de la circulación, donde se ha producido varios atropellos, algunos de ellos mortales.

Precisamente Ana Barreda, la viuda de la última víctima mortal atropellada en esa calle, está participando activamente con el ayuntamiento en las soluciones y mejoras que se van a realizar en ese entorno, y ha agradecido “el esfuerzo, celeridad y eficacia que está llevando a cabo en este proyecto que va a suponer un cambio importante para la ciudad incorporando mejoras en seguridad para todos, consiguiendo reducir la velocidad de los coches que circulan por esta vía”.

El representante de los trabajadores de Navantia, Alfonso Carretero, ha destacado la implicación del equipo de Gobierno y la celeridad en la ejecución del proyecto. “Esperamos que este proyecto no solo llegue a la puerta de nuestra empresa, sino que se beneficien de él los cartageneros en general, y que sea ésta la línea a seguir hacia la ciudad sostenible que se está proyectando y que nos va a dar un gran futuro”.

Las mejoras en materia de seguridad pasan por reforzar la iluminación del entorno de Pío XII, la colocación de resaltes a ambos extremos del paso de peatones, y un refuerzo de la seguridad del paso de peatones con elementos reductores de la velocidad. Además, por petición de Navantia, se va a estudiar por parte de la Policía Local la colocación de badenes camuflados, que en otras ciudades españolas donde se han colocado ha reducido hasta un 85% la velocidad de la circulación y por ende, el riesgo de accidentes.

Además, la Policía Local ha reforzado la presencia policial a la salida del astillero con 8 agentes situados en diferentes puntos, como la intersección de la carretera de la Algameca con Pío XII, en el entorno del centro Isen, en Menéndez y Pelayo y en la Alameda de San Antón con Soldado Rosique.

En cuanto a la primera fase de Espacio Algameca, la alcaldesa ha informado a los trabajadores y dirección de Navantia de los detalles del proyecto, que consiste en la reparación del brocal del muro en el acceso a la rambla desde el cruce con calle Pío XII, continuando así la senda en piso de albero hasta Navantia.

El plazo de ejecución de los trabajos es de tres meses, e incluirán el pintado del muro del Arsenal Militar, por el que transcurre este camino, así como la adaptación de los desniveles existentes para mejorar la accesibilidad.