Inicio Diario de Cartagena El Gobierno municipal trasladará a la fiscalía la investigación por la supuesta...

El Gobierno municipal trasladará a la fiscalía la investigación por la supuesta difusión intencionada de datos personales de funcionarios












La Junta de Gobierno Local, reunida este jueves 21 de abril bajo la presidencia de la alcaldesa, Noelia Arroyo, ha acordado por recomendación de los Servicios Jurídicos municipales poner en conocimiento de la fiscalía los datos de una posible difusión intencionada de datos personales municipales, a través de la intranet del Ayuntamiento de Cartagena, que podría ser constitutiva de un delito de revelación de secretos, según ha señalado la concejal del área de Hacienda, Nuevas Tecnologías e Interior, Esperanza Nieto.

El pasado mes de marzo se producía una denuncia por parte de una de las secciones sindicales del Ayuntamiento de Cartagena en la que aseguraba que a través de la intranet municipal y su directorio se había podido dar acceso a datos personales de policías locales, como sus teléfonos particulares que permiten su localización.

A raíz de ello, la concejal Esperanza Nieto ordenó una investigación interna para aclarar lo sucedido y se puso el asunto en manos de la Agencia de Protección de Datos. Según las conclusiones de este organismo estatal, que han sido dadas a conocer esta mañana en la Junta de Gobierno, el incidente ha quedado cerrado puesto que el sistema de acceso a la información está limitado a los propios funcionarios municipales, si bien insta al Ayuntamiento a seguir investigando para esclarecer lo sucedido.

La Junta de Gobierno ha acordado en este sentido poner los hechos en conocimiento de la fiscalía, ya que el informe del Centro Proceso de Datos del Ayuntamiento determinó la seguridad del sistema de acceso, limitado a empleados municipales con certificado digital y control de las IP, por lo que de producirse una fuga de datos esta solo podría haberse dado de forma intencionada a través de alguno de los usuarios, con lo que habría cometido un posible delito de revelación de secretos.